lunes, 27 de febrero de 2017

La Novela Negra

La novela negra, ese maravilloso mundo de asesinatos e investigaciones que te engancha como el mejor pegamento a la cartulina haciendo manualidades.

La primera novela de este género que me leí fue “El ocho” de Katherine Neville. Un libro entre misterio, matemáticas, ajedrez y novela negra que me enganchó locamente a la lectura de ese libro, gracias a un amigo que me lo dejó un verano en la piscina. Ese mismo amigo me regaló la continuación las siguientes navidades, “El fuego”, siguiendo esa partida de ajedrez que había empezado seis meses atrás.

Me enganché definitivamente a la lectura y a la novela negra cuando me regalaron el libro electrónico y un amigo me incluyó una serie de libros que no sabía a que género literario pertenecían, pero me pareció curioso que a parte de unos cuantos libros de novela fantástica que había pedido, como “Juego de Tronos”, los cuales recomiendo encarecidamente, que apareciera un autor que se repetía varias veces, un tal John Verdon. Me entró la curiosidad y a la mínima que pude empecé a leer uno de esos libros, “Sé lo qué estás pensando”.

Comenzó el libro con una extraña situación donde empezaron a aparecer muertos y la casualidad va a parar a un criminólogo retirado, David Gurney, que se encarga de resolver el misterio de éste y otros libros que continué leyendo. 
 A partir de ese momento me enganché a la página, al capítulo y al libro. Libro tras libro, novela tras novela, la intriga y la curiosidad cada vez que empiezo la primera página de un libro de este género es tan sumamente mayúscula, que no puedo parar de leer.

Hace tres años descubrí a un gran novelista de este género dentro que además está dentro de la comunidad educativa. Eugenio Fuentes es otro de esos escritores que con su prosa descriptiva te engancha de tal manera que no te deja levantarte en toda una tarde de invierno de manta y sofá. “Mistralia” fue mi primer descubrimiento de este escritor de la serie de novelas protagonizadas por el gran Ricardo Cupido. “Mistralia” es el último de siete libros que poco a poco continué leyendo, pasando entre otros muchos lugares por el Tour de Francia para resolver otro crimen, por un misterioso bosque o por la muerte de un pianista. 
Aunque no esté relacionado con la novela negra, Eugenio escribió una gran novela de amor “Si mañana muero”, la cual transcurre en tiempos de guerra.
Coincidí personalmente con este escritor, lo conocí como persona y como compañero de trabajo, siendo muy grande en todos los aspectos de la vida.

 
Este verano descubrí a otro escritor de este género, M.J. Ardlige, y he leído sus libros más famosos, “Tú te vas, tú te quedas” y “Ni lo ves, ni lo verás”.

Aunque no cabe duda que Agatha Christie siempre ha sido un icono dentro del género de los asesinatos e investigaciones con libros como “Asesinato en el Orient Express” o “Diez negritos”.

Por último no me quería despedir sin hablar de matemáticas y ese gran amigo que tenemos en geometría como es Pitágoras. Este gran filósofo y matemático griego también tiene su rinconcito en este mundo de la novela negra gracias al finalista del Premio Planeta, Marcos Chicot.

Ha escrito novelas como “El asesinato de Pitágoras”, “La hermandad” y “El asesinato de Sócrates”




Miguel Ángel Redondo Ávila

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...